Coalición de derechos civiles denuncia versión final de la regla sobre discrepancias en números de seguro social que perjudicará a trabajadores estadounidenses y a economía

October 23, 2008 12:00 am

Media Contact
125 Broad Street
18th Floor
New York, NY 10004
United States

PARA SU DIFUSIÓN INMEDIATA
CONTACTO: (212) 519-7808 ó 549-2666; media@aclu.org

WASHINGTON – La regla respecto a discrepancias en números de seguro social, conocida como la regla “no match”, o “no concuerda”, expedida el día de hoy por el Departamento de Seguridad Interna, (Department of Homeland Security, o DHS, por sus siglas en inglés), pone en riesgo los empleos de trabajadores con permiso, incluyendo a ciudadanos estadounidenses, y tendrá un efecto devastador sobre la economía del país, de por sí debilitada, además de conllevar a la discriminación generalizada entre la fuerza laboral, según una coalición de organizaciones promotoras de los derechos civiles.

La regla que recientemente se volvió a publicar y que no contiene realmente ningún cambio respecto a la versión anterior, sigue aplicando indebidamente la base de datos de la Administración del Seguro Social (SSA, por sus siglas en inglés), la cual es notoria por la abundancia de datos erróneos, y hace obligatorio el despido de trabajadores cuyo nombre y número de seguro social no concuerden.

Un tribunal federal concedió un amparo contra la regla en octubre del 2007, después que la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), la Federación Americana del Trabajo y el Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por sus siglas en inglés) y el Centro Nacional de Derecho Migratorio (NIILC, por sus siglas en inglés) entablaron una demanda contra el DHS. La demanda denunciaba que la aplicación de la regla causaría que los empleados se encontraran en riesgo de perder sus trabajos debido a que la base de datos de la SSA está plagada de errores y causaría discriminación contra trabajadores cuyo aspecto o apellido pareciera “extranjero.” El amparo inicial otorgado por el juez sigue vigente y se aplica a la nueva versión de la regla.

Anteriormente, las cartas de “no concuerda” nunca se consideraban como motivo para creer que un empleado no tuviera permiso para trabajar en los EE.UU. De hecho, el propio inspector general de la SSA concluyó que más del 70 por ciento de las discrepancias en la base de datos de la SSA podrían provocar que se enviaran cartas de “no concuerda” a ciudadanos estadounidenses originarios del país.

Algunos estudios han concluido que la regla de “no concuerda” propuesta tendría consecuencias económicas negativas considerables tanto para las compañías como para los inmigrantes con permiso de trabajo. Un estudio comisionado por el DHS calcula que 3.9 millones de trabajadores legales recibirían una carta de “no concuerda.” Un análisis económico comisionado por la Cámara de Comercio de los EE.UU., preparado por Richard B. Belzer, quien detenta un doctorado en Administración Pública de la Universidad de Harvard, concluyó que más de 165,000 trabajadores legales de los EE.UU. podrían perder el trabajo debido a su incapacidad para aclarar las discrepancias con la SSA. El costo a las compañías sería de al menos mil millones de dólares al año.

Las siguientes declaraciones se pueden atribuir a personas incluidas en la demanda:

Lucas Guttentag, Director del Proyecto por los Inmigrantes de la ACLU:
“En lugar de proteger empleos en una época con tanta incertidumbre, el gobierno del Presidente Bush ha optado por amenazar los empleos de millones de trabajadores estadounidenses, al volver a publicar una regla desacreditada, en lugar de reparar la base de datos de SSA. Si el objetivo fuera proteger a los trabajadores, el gobierno haría cumplir las leyes laborales, incluyendo aquellas que protegen el pago de horas extras y a los trabajadores de la discriminación. Debería impedir la explotación de los trabajadores y darle mayor peso a las reglas que ya existen contra el abuso y la explotación. Esas serían las cosas que protegerían a todos los trabajadores y castigarían a las empresas que quebrantan la ley.”

Marielena Hincapié, Directora Ejecutiva de NILC:
“El DHS ha vuelto a publicar la misma regla con un desprecio total por el impacto que tendrá en los inmigrantes con permiso de trabajo, quienes perderán sus empleos debido a los errores de la base de datos de la SSA, los cuales aún no se han corregido. La regla no afectará la inmigración de indocumentados, la cual sólo se puede atender mediante una reforma migratoria eficaz. Los trabajadores estadounidenses y la economía de los Estados Unidos están a la deriva, mientras que las compañías merecedoras saldrán perdiendo en un momento en que nuestra economía no puede tolerar mayores pérdidas de empleos. Cualquier intento por combatir a compañías que explotan a trabajadores indocumentados requiere que las autoridades hagan cumplir la ley, no una regla defectuosa como la que ha vuelto a publicar el DHS.”

John Sweeney, Presidente de la AFL-CIO:
“No importa cuántas veces el gobierno vuelva a empaquetar esta regla, pues el confiarse de la base de datos de la SSA tan plagada de errores augura un desastre tanto para los trabajadores estadounidenses como para la economía. El gobierno en turno ha elegido ignorar estas realidades y seguir adelante con una norma dañina, lo cual es un regalo de despedida desastroso para el gobierno entrante. En lugar de castigar y causar discriminación contra trabajadores que serán víctimas inocentes de una base de datos con deficiencias fatales, el gobierno debería abandonar esta regla a menos que pueda garantizar que ningún trabajador estadounidense perderá su trabajo.”

La versión final de la regla se puede consultar en:
www.aclu.org/immigrants/workplace/37349lgl20081023.html

El análisis del Sr. Belzer se encuentra en:
www.regulations.gov/fdmspublic/component/main?main=DocumentDetail&d=ICEB-2006-0004-0324.1

La querella de la coalición y otros datos acerca de la demanda y la regla de “no concuerda” se consiguen en:
www.aclu.org/nomatch y en:
www.nilc.org/immsemplymnt/SSA_Related_info/

Sign up to be the first to hear about how to take action.

Learn More About the Issues in This Press Release