En una Segunda Victoria para los Inmigrantes, la Corte Dicatamino que el Servicio de Inmigracion y Naturalizacion no puede Detener Indefinidamente a los Inmigrantes

June 28, 2001 12:00 am

Media Contact
125 Broad Street
18th Floor
New York, NY 10004
United States

En una Segunda Victoria para los Inmigrantes, la Corte Dicataminó que el Servicio de Inmigración y Naturalización no puede Detener Indefinidamente a los Inmigrantes

PARA DISTRIBUCIÓN INMEDIATA

NUEVA YORK-En el último día de su término, la Suprema Corte trajo más buenas noticias a los inmigrantes cuando falló en contra de la iniciativa del gobierno de mantener detenidos a inmigrantes con órdenes de deportación a los cuales sus países de origen no los quieren aceptar de regreso o ya no existen como tales.

El voto, de 5-4, fué el mismo márgen que el del fallo del lunes pasado, el cual dicataminó que los residentes legales tienen derecho a que sus casos sean revisados por una corte antes de enfrentar la deportación, y que las nuevas reglas de deportación no pueden ser aplicadas retroactivamente.

“”El fallo de hoy pone en duda todo tipo de prácticas de detención del SIN (Servicio de Inmigración y Naturalización) y le da esperanzas a miles de inmigrantes residentes legales””, dijo Judy Rabinovitz, Abogada Titular del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la Unión Americana de Libertades Civiles, el cual ha coordinado los esfuerzos al rededor del país para derrocar casos de detención indefinida.

Bajo una severa legislación anti-inmigrante adoptada por el Congreso y convertida en ley con la firma del Presidente Clinton en 1996, el SIN argumentó que está permitido encarcelar a inmigrantes indefinidamente.

La ACLU y otros defensores de los derechos de los inmigrantes han alegado que las leyes de 1996 no le dan, de hecho, al SIN ese poder; el día de hoy una mayoría de 5-4 en la Suprema Corte coincidió en Zadvydas, Kestutis v. Underdown, Lynne, et al., No. 99-7791 y Reno et al. v. Ma, Kim Ho, No. 00-0038.

Escribiendo de parte de la mayoría en la Corte, el Magistrado Stephen Breyer dijo: “”Estar libre de encarcelamiento-detención u otras formas de restricción física por el gobierno-es el meollo de la libertad protegida [por la Constitución]””.

“”Es obvio el serio problema constitucional que surge de un estatuto, que en estas circunstancias permite la privación de la libertad humana indefinidamente y posiblemente de manera permanente, sin ninguna de las mencionadas protecciones””, expuso el Magistrado Breyer.

La abogada Rabinovitz sostuvo que hay por lo menos 120 personas en el estado de Washington, de donde vino el caso Ma, y más de 3,000 a nivel nacional que se encuentran en situaciones similares: no-ciudadanos-frecuentemente residentes legales permanentes-la mayoría de los cuales se hayaron bajo la custodia del SIN después de haber completado sus sentencias de prisión por haber cometido algún crimen.

Los dos inmigrantes en los casos que decidió la Corte el día de hoy, se trata de residentes permanentes con familia y vínculos desarrollados a través de largos años de vivir en Estados Unidos. Cada uno se ha visto involucrado con el sistema judicial y por lo tanto tienen órdenes de deportación-aunque hayan cumplido sus sentencias por delitos criminales.

“”La decisión de la corte es un recordatorio contundente de que el derecho constitucional a ser libre de detención se aplica tanto a los ciudadanos como a los no-ciudadanos””, explicó Jayashri Srikantiah, una abogada de la ACLU que alegó el caso Ma en la corte distrital.

“”No tiene sentido encerrar a personas de por vida porque sus países no los quieren recibir””, agregó. “”Como la Corte señaló el día de hoy, existen otras maneras de abordar inquietudes legítimas del gobierno que no requieren encerrrar a gente de por vida, como es la libertad bajo supervisión””.

Lucas Guttentag, Director del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la ACLU, quien alegó los casos sobre recurso de apelacón el lunes, dijo que ambos fallos, el de hoy y del lunes, demuestran que “”las cortes deben de continuar actuando como salvaguarda cuando el Congreso y el SIN buscan maneras de limitar la libertad””.

Guttentag comentó que el fallo de hoy concerniente a la detención indefinida tambien alude a que la Suprema Corte ve con desaprobación la práctica de encarcelar a inmigrantes en espera de sus audiencias en otros tipos de casos.

“”Estas decisiones mandan un mensaje inequívoco al Congreso de que 1996 se sobre pasó, y cambian el panorama legal bajo el cual todas la leyes de 1996 se pondrán a prueba””, declaró Guttentag. “”El Congreso debe ahora hacer caso del mensaje de la corte y abrogar el resto de las leyes de 1996 que imponen la detención y deportación de los inmigrantes que han cometido ofensas menores, que no representan amenaza alguna para la sociedad y quienes tienen hijos y cónyugues que son ciudadanos estadunidenses””.

La ACLU anunció que a pesar de la victoria de hoy, es necesario que haya una legislación que sea apoyada por un amplio número de organizaciones de derechos civiles, así como defensores de los derechos de los inmigrantes y trabajadores. Una pieza de legislación llamada Ley de Restauración y Justicia para los Inmigrantes de 2001, entre otras cosas, reformaría las prácticas de detención del SIN para todos los inmigrantes y prevendría que las leyes de inmigración cambiaran las reglas del juego a mitad del camino.

Sign up to be the first to hear about how to take action.

Learn More About the Issues in This Press Release